Finding Answers

Finding Answers

I’m Always Late – Finding Answers – Asking Questions

I’m Always Late – Finding Answers – Asking Questions

Siempre Llego Tarde

Siempre llegas tarde y ¿sabes? Te entiendo. Piensas es verdad, “siempre llego tarde” y sé cómo te sientes. Cuando estás llegando tarde, te invade una sensación de ansiedad. Vives en un constante pretérito imperfecto. Si no hubiera, si no tuviera, si quisiera. ¡Es horrible! Deseas que el tiempo vaya más despacio, pero cada vez que miras el reloj, o consultas el móvil, es más tarde. Y por eso, escribí “I’m Always Late” (o “Siempre Llego Tarde”). Te preguntas ¿cómo no llegar tarde? Bien, déjame compartir mi visión y quizás pueda despejar algunas dudas.

Empecemos por el principio

(Por si quieres escuchar “I’m Always Late” mientras lees el artículo)

¿Cómo surge la canción?

Allá por el 2015, arrancaba el proyecto Finding Answers. Un camino de autocrítica y aceptación. Una idea de encontrar respuestas sobre uno mismo. Son muchas las heridas que uno adquiere en la vida. Esta iniciativa nace de la necesidad de utilizar esas heridas para transformarlas en dones. Virtudes que puedas resaltar de ti mismo y por supuesto, darte un poco de amor propio. Sobretodo cuando sufres un trastorno de déficit de atención e hiperactividad o TDAH.

“No tiene mucha importancia, pero siempre llego tarde”

Así empieza la canción “I’m Always Late”. Me di cuenta de que le había restado valor a algo tan vital e importante como es la vida de los demás. Hasta que punto podemos llegar a ser egoístas para no entender que los demás también tienen una agenda y unas obligaciones. Que también tienen un proyecto personal, sueños que cumplir y aspiraciones de futuro.

Son muchas las heridas que uno adquiere en la vida.

No se debe llegar tarde

Para mí el tiempo no es constante. Es egoísta y traicionero. Sólo piensa en él. Además, se jacta de sus privilegios cada vez que miras el reloj. Se camufla entre las manecillas; el minutero y el dichoso segundero. Te sorprende quitándote horas o haciendo cada segundo eterno.

Trabajo interno

Esto me llevó a querer entender porqué llego tarde y me condujo a pensar en cómo me siento cuando voy con retraso. No hablé del tiempo, pues no quería enfurecerle, dada la situación actual en la estamos él y yo. Pero cuando eres víctima de algo tan serio como un trastorno del lóbulo frontal,

Artículo I'm Always Late - Siempre llego tarde.

Se camufla entre las manecillas; el minutero y el dichoso segundero.

No tengo nada que hacer

Dice la frase: It doesn’t matter, if I have nothing to do. “No importa, si no tengo nada que hacer”. No tener nada que hacer, implica poder hacer muchas cosas. Tocar un instrumento, sentarse a componer, cantar canciones, mirar la televisión o estar atrapado por las redes sociales. Son actividades de ocio, que pervierten la apreciación del tiempo

Soy de los que llegan tarde

¿Y tú? ¿También llegas tarde?

Considero que el llegar con retraso es una característica que nos define en ciertos aspectos. Describe y complementa parte de nuestra personalidad. Quien nos conoce, amigos y familiares, saben como somos y lo tienen en cuenta. Nos aceptan. Y por respeto a ellos, intentamos llegar menos tarde.

Findwers Live Artículo Siempre Llego Tarde

Letra/Traducción

It doesn’t matter, if I have nothing to do.

No importa si no tengo nada que hacer,

It doesn’t matter, if I’m bussy or if I’m loving you,

No importa si estoy ocupado o si estoy amándote,

It doesn’t matter, if I’m sat in a state.

No importa, si me encuentro mal.

It doesn’t matter, if I’m sober, cuz I’m always late.

No importa si estoy sobrio, porque siempre llego tarde.

El Despertador

El despertador… Ese aparato salido de los mismísimos confines del averno. Diseñado para emitir un sonido desagradable y repetitivo que te haga salir de tu cómodo estado de letargo, del que evidentemente no quieres salir. ¿Para qué inventan un aparato así, si luego no te despierta? No lo entiendo. Porque no lo oigo. Bueno quizás mis oídos lo perciben, pero mi cerebro no reacciona. Es por esto mismo, que en la segunda estrofa de la canción, escribo lo siguiente:

“Tío, no entiendo porqué me pasa.

Lo intento, intento despertarme, pero no consigo oír la alarma.

Llora para despertarme y sabes que no quiero herirte.

Pero ¿por qué estoy maldito? ¿Por qué me duele?”

Artículo Siempre Llego Tarde Findwers

¿Cuál es Tu Pasión?

Mi pasión es sentir lo que recibo mientras doy. Es componer, buscar nuevas notas y escribir nuevas letras. ¿Y la tuya? Muchas veces estoy tan entregado, tan dentro de lo que estoy haciendo, que ni siquiera oigo el teléfono (o quizás lo tenga en silencio). Quizás por eso en la tercera estrofa escribí:

“Aunque me quisieras, no importaría, el teléfono sigue sonando y yo, seguiré cantando.”

Si te interesa, en este artículo, describo mejor mi pasión.

El universo conspira contra mi

Sé que has llegado a pensar que el universo te la tiene jurada; que en una vida anterior debiste ser algún paria de tres al cuarto; incluso habrás considerado el karma como la opción plausible de cuanto te pasa. Casos en los que has prometido llegar a la hora y no has podido. Incluso el día que te propusiste llegar antes y llegaste más tarde que nunca.

¿Realmente crees que el universo se preocupa por ti?

En aquel momento, miraste al cielo, como aceptando que a lo mejor sí existe una justicia divina, pero que se ha equivocado de objetivo. Somos partículas perdidas en un multiverso. Creo que el universo tiene otros planes que no se cuestionan si quiera la existencia del ser humano.

¿Pero entonces dónde está el problema?

Artículo Siempre Llego Tarde

Lamento decirte que el problema lo tienes tú. Eres tu peor enemigo. Tu otro yo, fruto de la dualidad existencial. Tu propio saboteador. Quizás tienes problemas de estrés. A lo mejor tienes problemas para organizar tu tiempo o te distraes con facilidad.

Trágico Anécdota

Qué me dices de aquel trágico, aunque ahora divertido, anécdota, en el que el jefe llegó a primera hora. Y tú, con tu cara de pánfilo, babeando la almohada, notaste como vibraba el móvil, mientras recuperabas la conciencia y comprendías que esa luz era la luz del sol. Momentos incómodos, en los que no sabes qué decir. Prometiendo que harás todo lo posible para que no vuelva a pasar

Y sé que puntual o no, soy una persona capacitada y con muchas aptitudes.

Miedo a coger el teléfono

Artículo I'm Always Late - Siempre Llego Tarde

Fuente: “ShutterStock”

Lleg tarde aún cuando propongo llegar pronto. Instantes en los que no quiero coger el teléfono, por no tener que dar explicaciones, por vergüenza. “Siempre llego tarde” Pues sí. Y sé que es algo que he de corregir, puesto que supone una falta de respeto. Es innegable. Y lo sé.

¿Eres tú?

¿Eres ese o esa, del que dicen que siempre llega tarde a las citas? ¿Aquel o aquella, que cuando llegas al trabajo, intentas evitar miradas de juicio por no estar en tu sitio a la hora? ¿Vas directo o directa al vestuario con la esperanza, de no tener que dar explicaciones y actuar como si nada hubiera pasado?

Mi perro se comió las llaves

Y si se da el caso, de que aparezca tu encargado con el ceño fruncido, serás capaz de decir que el perro se comió las llaves, antes de reconocer que te has dormido (aunque tengas la sábana marcada en la frente) o que esa ducha caliente ha durado más de lo normal. Y lo mejor de todo es que, en realidad, sabes que no te habría pasado si no hubieras… ¡ALARMA! ¡Pretérito Imperfecto!.¡ALARMA!

Puntualidad: ¿Lo es todo?

Opino que la puntualidad no lo es todo, aunque sí es importante. Que no todo el mundo está hecho de la misma pasta. Que se debe valorar el conjunto de lo que se ofrece. Que a veces, el trabajo desempeñado, puede compensar el retraso más sonado. Y soy la prueba viviente. Lo prometo. No os daré detalles por que no es el sitio ni el lugar. Hablemos de los colegas…

Los Colegas

Los buenos amigos son aquellos que quieren estar en tu vida y que tú estés en la suya. Los que te conocen por quien eres y no por lo tarde que llegues. En el caso de tus colegas, sabes que aunque llegues tarde, tu presencia se agradece. Tus amigos te podrán llamar la atención, pero no te van a querer menos. Porque…

Si has venido a demostrar algo, sé puntual.

Tus amigos pueden pensar que no te apetece estar con ellos si siempre llegas tarde. Habla con ellos sobre cómo te sientes al respecto e intenta ser puntual. Y sí, más vale tarde que nunca, pero si llegas a tiempo mejor. ¡Así que ponte a ello! Con el tiempo aprenderás que la puntualidad te abrirá muchas más puertas. Y si a tus dones les puedes añadir una dosis de prontitud, las puertas se abrirán con mayor facilidad.

“Los que te conocen por quien eres y no por lo tarde que llegues.”

Artículo Siempre Llego Tarde
“Anochece mientras te espero. El tiempo ya se ha derramado; una vez más”
Los que te aceptan: Calculan

Los que ya te conocen: Te citan mucho antes.

Deja un comentario

diecisiete + 14 =